«Como no están los hijos y hay que escarmentar a estos rojos, matamos a las madres». Bajo este silogismo criminal actuaron también los golpistas al mando de Franco y Queipo de Llano en Andalucía. Un rastro de barbarie que tiene ejemplo en Pinos Genil (Granada): en la tierra del cementerio ha sido localizada la fosa común donde fueron arrojadas siete mujeres y siete hombres, familiares directos de personas de izquierdas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here